Ir al contenido principal

la macchina celeste



aqui presentamos el nuevo auto(por mas que tenga casi 30 años para mi es nuevo).
un auto de lujo con detalles y diseño nunca vistos antes. el nuevo integrante de la familia que ha desplazado del trono al televisor.


ESPECIFICACIONES TECNICAS
  • aceleracion de 0 a 100 km/h en 30 minutos: lo que demoro en llegar a una recta larga en bajada.
  • alfombra roja del mismo color de la que usan en los oscars en hollywood: más de una celebridad se ha quedado con las ganas de pisar estas.



  • apliques de madera en el tablero: como todo auto de que se precie de alta gama lleva molduras en madera de pino de alguna comoda vieja.

  • radio de coleccion: fabricada en el año 1979 en uruguay. no se dan una idea como suena(yo tampoco, no funciona).


  • cinturones de seguridad con moño de corbata: elegancia sin igual.



  • sistema trabavolante innovador: no le encontrabamos destino a la cadena del tobi(mi perro) que falleció de parovirus hace unos años.



  • baul transportador de valores: ahi llevo los lingotes de oro de mi fortuna.




Comentarios

Caperucita ha dicho que…
Hola Lucas, espero que este vehículo, siga aguantando ya que como sabrás el año 2009 gracias a la crisis que estamos atravesando va a ser el año del consumismo.

Con su mismo piso, con su mismo coche, con su mismo traje etc.……
Lo tenemos claro.

Saludos y besos.
Stella ha dicho que…
Y encima te lleva a todos lados!
Una maravilla!!!

Besosss
lucas ignacio ha dicho que…
esta buena esa del consumismo
Alatriste ha dicho que…
Vine a despedirme.

Fuiste una persona especial para mí en este mundo y qué menos que decirte adiós personalmente.

No me siento con fuerzas para seguir viviendo en el desván. Necesito una existencia real, más allá de paredes virtuales.

Abrí mi espacio en este universo con la esperanza de poder comenzar una nueva vida, de conocer a personas de carne y hueso que sustituyeran todo lo que se me arrebató.

Busqué amistad, conversación, cariño, comprensión, complicidad, incluso amor; pero en un entorno cercano, que ayudara a mitigar el inmenso dolor y la terrible soledad con la que he sido condenado.

Encontré personas maravillosas, tú eres una de ellas sin duda, pero también gente que terminó por darme la puntilla como se suele decir.

La distancia terminó por pudrirlo todo además, pues me hizo caer en la desesperación de ver que todo al final se quedaba en palabras.

Así que abandono. En esta vida si algo he aprendido es que no se puede decir de este agua no beberé, por lo que no sé lo que pasará en el futuro, pero a día de hoy, pienso que es el final de Alatriste.

Necesito encontrar un nuevo aire de una vez o si no, terminaré muriendo ahogado definitivamente. Estoy al borde del precipicio y es que me siento muy mal otra vez, casi como al principio cuando Nuria me dejó.

Muchas gracias por todo lo que compartiste conmigo y fue un privilegio tenerte al otro lado. Compartir lecturas y escritos con alguien de tu talento, fue de lo mejor que me ha pasado en la vida.

Te deseo lo mejor y que la vida te dé todo aquello que mereces.
Espero que te quede algo de mí y que puedas recordarme con una sonrisa. Yo no te olvidaré.

Nunca se me dieron bien las despedidas, así que lo siento. No sé qué más decirte. Me da mucha pena todo esto.

Un abrazo y hasta siempre.

Ramón/Alatriste.
María Gabriela Costigliolo ha dicho que…
NO entiendo nada de nada de autos, es como si me mostraras un manual en chino.. jaja pero esta lindo eh... yo si tuviese aurto chocaria minimo tres veces por dia...
Karmakiller ha dicho que…
jaja,simplemente genial!.

Esas son máquinas carajo, tienen corazón en vez de carburador.

un abrazo!
angelica ha dicho que…
jeje pase a saludar y estuvo muy bueno su auto ultimo modelo



apesar de ser solo un simple coche hay veces pasa hacer hasta como de la familia y es en verdad....

un abrazo

siempre es agradable pasar por acá

Entradas populares de este blog

El señor Bernal

En una camioneta F-100 viene el comisionista que llamé.
Se llama Lucas justo como yo y tiene 79 años.
Si, 79 años y trabaja como si tuviera 20.
Desde hace un tiempo, a las personas mayores que me aventajan unos 30 años de experiencia en la vida se me da por preguntarle que les parece importante o valioso en la vida.
La mayoría resalta la familia y la salud como lo más importante.
Por supuesto que no es un descubrimiento, pero pasa que a mi edad las urgencias económicas y otras cuestiones nos empiezan a acaparar.
Todavía creo en la sabiduría del anciano.
Me siento una rareza en este mundo que glorifica lo juvenil y que nos invita a vivir en una adolescencia perpetua.

3 pares de medias 50 pé

Nuevamente Fernando se queda sin changas.
Revoleando un balde de mezcla en una loza, le tiró el hombro y no aguantó el dolor.
Quiso seguir trabajando pero con el brazo derecho sin fuerza no puede.
Sandro que siempre lo llamaba lo bancó todo lo que pudo, pero el dueño de la casa en obras al ver un tipo trabajando a media maquina no lo perdonó.
Un viernes después del faldeado Sandro vino a darle la noticia que presagiaba: a partir del lunes tenía que ganarse el plato de comida por otro lado.
Ese fin de semana tuvo un humor de perros y no le quiso decir nada a Laura. Fue a jugar al fútbol como todos los sábados para quitarse la mufa. Mientras tomaba el vino con coca después del partido le comentó a Raúl su preocupación de no poder seguir trabajando de peón de albañil.
Le contó que ya estaba aprendiendo y que apenas tuviera las herramientas iba a empezar a hacer trabajos chicos solo. También le contó que desde hacia tres semanas que tenía una molestia en el hombro cuando hacía fuerza. Cre…

Fernando - 1ª parte

Apenas empezaba el año y ya tenia varias chupinas. para que iba a entrar a clases si nunca estudiaba porque sus viejos no tenian plata para los libros y los profes lo subestimaban por villero.
Sentado en la plaza veia como las sombras cambiaban de lugar y el mundo funcionaba: los autos pasaban apurados, los pajaritos cantaban y las viejas iban de compras a la verduleria.
El sol se reflejó en las mostacillas de ese monedero que llevaba la anciana en la mano, el mismo brillo de idea que se pudo ver en los ojos de Fernando. Esa mañana apenas habia tomado una taza de matecocido y un bollo de pan de ayer medio duro. El ruido en la panza lo decidió. Como quien no quiere la cosa se levantó del banco de la plaza y cruzó la calle sin mirar a los costados, pasó al lado de una señora mirando al costado con simulada indiferencia, respiró hondo para tomar coraje y de un tirón se apropió del monedero. Sin mirar atrás corrió varias cuadras hasta quedar sin aliento. En el escape apenas escucho de le…