Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2016

Sin rueditas!!

Podré olvidar alguna vez ese día? Volver a vivir esa sensación de libertad de abrir las alas, largarse de la rama batirlas fuertemente hasta sentir que me suspendo en el aire. Las rueditas son un suplemento que al poco tiempo me molestaba. Veia que mi hermana daba la vuelta manzana completa y yo recién iba por la mitad. Entre otras cosas, no podía subir y bajar los cordones. Quise ser como los grandes y me empeciné en practicar cayéndome para un costado y otro. Hasta que encontré el equilibrio. Por suerte estaba en un parque y habia mucho espacio.
Solo recordarlo me trae felicidad y son esos momentos que quisiera atesorar en mi memoria.

Lo único que no me gustaba de mi primer bici era el nombre: "Liliana". Quien fue el boludo que se le ocurrió ponerle ese nombre de maestra a la bicicross de un pibe de 6 años. En fin, me acostumbré y esa bici me duró casi hasta los 10 años, cuando no resistió más saltos de cordones y demas y se partió al medio.

LA INFANCIA DE MI MAMA

A CONTINUACION VA EL PRIMER CAPITULO DE LA VIDA DE MI MAMA ESCRITO POR ELLA.



Capitulo l



Nací un 12 de enero de 1955, a las 9.45 A.M., en el hospital Churruca de Capital Federal. Desde ese día mí vida tendría muchos altibajos, mis padres ya eran una pareja despareja, somos dos hermanas, Ana María, mayor por un año y 10 meses.
Mis primeros años los viví en Gerli, una localidad al sur del Gran Buenos Aires. Los primeros recuerdo que tengo son a los dos años, un corte que tuve en el pie por pisar unos ladrillos de cerámica que se encontraban en el patio de casa, una casa muy sencilla, se puede decir precaria. Pero a nuestra manera éramos felices, hasta que llego el día del cambio de casa y de barrio.
Los primos con los que jugábamos todos los días, y con los que crecimos, ya los veríamos con menos frecuencia. Fuimos a vivir por la zona de Avellaneda por unos meses. Lugar muy estilo conventillo, con varias habitaciones, un pasillo largo, muy largo para mis 3 años, y en el fondo el baño…