jueves, 14 de diciembre de 2017

El sentido común colonizado

¿Qué significa el sentido común colonizado?
Esta definición se refiere a como los medios de comunicación dominantes en función de grupos económicos que detentan el poder en un país instalan una idea en la población.
Dicha idea es útil o funcional a los poderosos. Es repetida y desarrollada de distintas formas por personas que ostentan una cierta influencia para la gente. Llámese intelectual reconocido, figura pública e incluso algún personaje que cumple el rol de "ciudadano común" convierten esa idea en algo que parece lógico o esperable.
Lo fundamental es que esa idea que coloniza el sentido común generalmente es perjudicial para el pueblo. Por esa misma razón debe ser implantada para que sea aceptada.
Ejemplo: Hay que quitar los subsidios a los servicios esenciales y aumentar la tarifa para mejorar la calidad del servicio.
Hasta ahora, el aumento en los servicios no ha repercutido en una mejora en la calidad de la prestación. Si se sabe que han mejorado las utilidades de las empresas.
Aquí dejo un ejemplo de como el aumento de las tarifas permitió el aumento de la acciones de una empresa energética. Sin duda que el interés en comprar acciones de determinada empresa tiene que ver con las utilidades o ganancias que surgen de ella.



lunes, 11 de diciembre de 2017

Reseña literaria: Rebelión en la granja de George Orwell

Para hacer mi comentario de este libro me voy a quedar con esa primera lectura cruda que hice del mismo y del prólogo de Orwell comentando de porqué le costó tanto publicarlo.
Me quedó con la inquietud de una relectura para tener una mejor interpretación.
Pero como no quiero traicionar el título del blog, voy a opinar desde una mezcla de intuitivo y reflexivo.
Los animales de la granja se rebelan un día inspirado en el sueño de cerdo Mayor(¿Marx?) y como dirigentes aparecen Snowball y Napoleon.
Inician una temporada de igualdad y equidad que de a poco, con el desplazamiento de Snowball desaparece. Empiezan las medidas arbitrarias y los esfuerzos con la promesa de un futuro mejor. Se desarrollan algunos personajes que tipifican las actitudes políticas nuestras: el apático, el indiferente, el convencido, el repetidor de consignas, etc.
Si bien Orwell se inspiró en Stalin, yo no puedo dejar de pensar en nuestro presidente que hace dos años asumió diciendo que iba a mejorar todo. Eso sí, que había que esforzarse. Subieron los servicios, la nafta, los alimentos, etc. Los sueldos no subieron en la misma magnitud y se bajaron las retenciones a las mineras y al campo. Falta plata en el bolsillo pero dice que pronto todo va a mejorar.
Todo para bajar la inflación heredada del gobierno anterior. Pero, la inflación no baja.
Igual todo este esfuerzo es para sacar a los corruptos del gobierno. Pero, aparecen los Calcaterra, Caputo, Panamá Papers.
Está bien, no se pudo arreglar todo lo que se quiso pero por lo menos estamos recuperando la república caída en manos de la dictadura K. Pero.... jueces por decreto, presos sin sentencia, aprietes a la oposición.



Así es, Orwell sin saberlo anticipó el destino de un supuesto cambio en la Argentina.
Lean "Rebelión en la granja" y van a ver la Argentina del 2017.

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Carta a mi hija que termina la primaria

Vicky:
Mientras escribimos  miramos una foto tuya del primer día de escuela.
Guardapolvo impecable, mochila nueva y una sonrisa que no te entra en la cara.
Entraste con alegría, porque te gusta aprender y jugar con tus compañeros.
Era el primer día y no se si sabías que era el primer paso de un recorrido que termina hoy.

Abecedario, números, dictados...
sumas, restas, las tan detestadas tablas de multiplicar
recreos, meriendas compartidas, risas
maestras amorosas, compañeros que se convirtieron en amigos

Todo eso pasaba y no te dabas cuenta
escribir tu nombre, una oración, un cuento.
sumar 1 +1, multiplicar por 5, sumar fracciones.
conocer la cuadra, la ciudad, el país, el mundo.
cambiaste los dientes de leche, hiciste amigas del alma.

Fueron seis años que cada día de clases diste un paso.
Superaste las pruebas, participaste de los actos,
fuiste a los paseos, llevaste la bandera
prometiste lealtad a la bandera

Mientras escribimos, levantamos la vista del teclado y te vemos ansiosa
Adivinamos tu sonrisa mañana recibiendo el diploma de fin de curso
tu último día en la escuela en la cual entraste con un cuaderno en blanco
y te vas cargada de saberes y valores

Es tu primer gran logro y anticipo de todos los que vendrán
Finaliza una etapa que te permite comenzar otra
Solo te pedimos que la transites con la misma sonrisa que llevaste en tu primaria

viernes, 1 de diciembre de 2017

Los 44 Desaparecidos

Estrictamente es así.
No sabemos si están vivos o muertos.
La agenda pública que instalan los medios no me deja ser indiferente.
Son 44, salieron a laburar y no volvieron.
Y mientras tanto los medios comenzaron las operaciones para definir responsables.
Son 44, sus familias los esperan.
Y en la tele con cara de cirscuntancia habla Balbi con el único propósito de proteger la Armada y al gobierno.
Son 44, quieren ver de nuevo la luz del sol.
Les dicen:nunca cortaron una calle, son heroes.
Ellos piensan: quiero ver la luz del sol.

Pero todo esto ya perdió sentido
mientras escribía, informan que se abandonan las tareas de rescate
que ya los dan por muertos
Y al mismo tiempo el presidente festeja que está liderando el G20
No es una ocurrencia mía
al mismo tiempo festeja que está liderando el G20

igual que cuando dio la noticia que se había perdido contacto con el submarino
en pantalón de jogging salió a hablar con las familias
pero les dicen héroes y nunca cortaron la calle

Todavía no vi banderas a media asta ni luto nacional
pero les dicen héroes y nunca cortaron la calle

miércoles, 29 de noviembre de 2017

Comida Comunitaria

Invitado por mi amiga fui a formar parte de una comida comunitaria. Podría decir que desde lo conceptual he participado miles de veces de comidas comunitarias, ahora desde lo enunciativo y con el agregado de ser también ancestral, nunca lo había hecho.
Llego y nada se sale del libreto normal: gente esperando que se termine de hacer la comida, niños jugando con un celu, el cocinero y el asistente.
El menú: chicharron de cerdo con mote. Comida nueva para mí pero tradicional por la zona central de los Andes. Norte de Argentina, Bolivia, Perú.
Cuando está lista la comida es servida en una bandeja y de ahí hay que comer con la mano, explica Ponciano. Si, con la mano como se hizo desde siempre hasta que apareció el cuchillo y el tenedor.
¿Y por qué nos servimos de una sola bandeja y no de un plato individual?
La causa es que permite que cada uno coma en la cantidad que desea, sea mucho, sea poco. Y lo que sobra se puede optimizar.
La explicación me pareció de lo más lógica y si más nos pusimos a comer.
Así todos mezclados yendo y viniendo comenzamos a conversar y al no tener platos que levantar la sobremesa se fue generando a medida que se saciaba el apetito.
El intercambio de opiniones, de ideas y de cosmovisiones se fue dando.
La comida se enriqueció con las palabras.
Me tuve que ir, igual ya estaba nutrido tanto de alimento como de pensamientos.


viernes, 24 de noviembre de 2017

Ley de paridad/Destino

Creo que todos llegamos a este mundo con un fin.
Pero no siempre conseguimos descubrirlo o por lo menos no concientemente.
También puede ser que ese fin sea por lo menos discreto.
Ejemplo: pienso en Maria Guadalupe Cuenca la mujer de Mariano Moreno.
Apenas aparece en los libros de historia como un detalle más.
Pero creo que sin su acompañamiento y asistencia Mariano quizá no haya podido hacer todo lo que se propuso con tanta pasión.

Inmediatamente se me viene a la cabeza la canción de Silvio Rodríguez: "Mujeres"
https://youtu.be/m5bnEVBeeOI

No era la intención entrar en una reflexión de género pero es imposible pasar por alto esto y darse cuenta que cumplir con ese fin trascedental en este mundo es mucho más factible para el hombre.
No por su capacidad sino por una cuestión cultural machista.
Ayer se logró la ley de paridad en diputados.
Dimos un gran paso adelante.


miércoles, 22 de noviembre de 2017

Que todos lo sepan!

Que se sepa que cuidan el monte nativo
que cuidan nuestra vida
en zapatillas
en sandalias
en borcegos
en alpargatas
caminando por los senderos
arenosos
de piedra
rodeados de espinillos
a la sombra de un molle

Que se sepa que no lo permitirán
ninguna topadora pasará
los incendios van a apagar
las conciencias van a despertar
desde los datos concretos
desde la magia de lo espiritual
recuperando la memoria de los antiguos
imaginando el futuro de nuestros hijos

Que se sepa
Allí están los defensores del monte nativo
desafiando el presente
iluminando el mañana


domingo, 19 de noviembre de 2017

Constancia, esperanza: la 11ª Marcha de la gorra vista desde la vereda.

Salgo de trabajar y paso por el centro. Voy por Gral Paz y desde calle La Rioja ya se ven las banderas agitándose.
Al llegar a la esquina del Correo, mi vista no alcanza a abarcar la marcha.
La murga baila de alegría, patea de bronca, da un paso para atrás y avanza con más fuerza.
Miro el detalle: el mazo golpea el cuero. El golpe se convierte en música, en ritmo, en el latido de la multitud.
El pibe no está solo con las manos en el patrullero: toda la calle sale a defenderlo, a pararle la mano al estado.
Veo al pibe agitando la bandera, recuperando la libertad, la rebeldía, la conciencia de sabernos iguales.
Más allá, camina ella con su niño en brazos, le da la teta y le da la lucha a su futuro.
Mientras avanza la marcha, un baile ritual acapara la calle. La percusión y las tapitas arrastradas contra el piso acallan el ruido. Desconozco el significado pero el ruido de las tapitas me suenan a las cadenas de un grillete. De un grillete roto de un negro que se hace cimarrón, dando sus primeros pasos en su libertad recuperada.
Una cabellera blanca me recuerda que la lucha viene desde hace rato, que hoy es por la gorra y que ayer era por el pelo largo.

Vuelvo a casa apropiándome de la frase: "El Estado nos mata, sus medios lo bancan, nuestra lucha AVANZA"

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Reseña literaria: Fahrenheit 451 de Ray Bradbury

Hace unas semana decidí releer este libro y la verdad que fue como si abriera uno totalmente distinto.
En esta historia donde lo más impactante es la quema de libros por los bomberos, la vez anterior no me había percatado de un detalle bastante importante.
El personaje vive una realidad muy parecida a la que estamos viviendo hoy. Cuando llega a su casa que en el comedor tiene pantallas en las cuatro paredes, su mujer está "interactuando" con supuestos familiares y recibe contenido televisivo personalizado. A la noche toma pastillas para dormir y se pone los auriculares para escuchar música. Evitan por todos los medios, los temas que les puedan generar dudas, cuestionamientos, etc.
Trasladé a la actualidad y aparecieron las coincidencias: LED de 50 pulgadas, WhatsApp y sus grupos, Netflix, programas como el de Tinelli, la publicidad que te invade por todos lados.
Todos esos elementos que van cercenando tu capacidad de libre albedrío sin que te des cuenta, cadenas invisibles.
En la historia, Montag empieza a cuestionarse lo que vive y a mirar el mundo de otra forma.
No cuento más detalles porque quiero que lo lean y hagan como Montag.




lunes, 6 de noviembre de 2017

3 pares de medias 50 pé

Nuevamente Fernando se queda sin changas.
Revoleando un balde de mezcla en una loza, le tiró el hombro y no aguantó el dolor.
Quiso seguir trabajando pero con el brazo derecho sin fuerza no puede.
Sandro que siempre lo llamaba lo bancó todo lo que pudo, pero el dueño de la casa en obras al ver un tipo trabajando a media maquina no lo perdonó.
Un viernes después del faldeado Sandro vino a darle la noticia que presagiaba: a partir del lunes tenía que ganarse el plato de comida por otro lado.
Ese fin de semana tuvo un humor de perros y no le quiso decir nada a Laura. Fue a jugar al fútbol como todos los sábados para quitarse la mufa. Mientras tomaba el vino con coca después del partido le comentó a Raúl su preocupación de no poder seguir trabajando de peón de albañil.
Le contó que ya estaba aprendiendo y que apenas tuviera las herramientas iba a empezar a hacer trabajos chicos solo. También le contó que desde hacia tres semanas que tenía una molestia en el hombro cuando hacía fuerza. Creyó que se le iba a pasar, pero no. Cada día iba empeorando y no podía pedir permiso para ir al hospital porque la obra estaba a todo vapor y no le iban a pagar el día.
Se dio cuenta que a partir del lunes iba a tener todos los días para ir al médico.
Raúl le aconsejó que hasta que no se curara bien que buscara laburo en otra cosa, que le iba a decir al tío si le conseguía laburo de guardia de seguridad.
Esa no era una solución inmediata y mientras tanto tenía que pensar de donde conseguir plata.
El lunes se levantó temprano para ir al hospital. Ya lo sabía, para que te atiendan hay que estar como a las 7 y comerse la amansadora. En la espera le ofrecieron pares de medias en dos oportunidades.
Cuando estaba por pegarse la tercer siesta, por fin lo llamaron. El médico lo examinó y le dijo que durante tres semanas no debía hacer fuerza para recuperarse del desgarro y después hacer rehabilitación un mes. Así de fácil lo dijo, lo que no era fácil era llenar el plato de comida ese tiempo sin poder laburar.
Pero como una luz reveladora, en el escritorio del doctor vió un par de medias.
Se le había cruzado en la cabeza mientras esperaba y veía al vendedor de medias. A quien no le hace falta un par de medias, se auto convencía.
Hasta luego le dijo al doctor apurado en buscar del vendedor de medias.
-Facha - lo llamó de atrás.
- Hola ¿Cuántos pares quiere don?- se ilusionó el vendedor.
-No te quiero comprar, quiero empezar a vender - dijo sin vueltas - contame donde se compran.
El tipo esbozó una pequeña resistencia que al instante desechó porque intuyó la necesidad de Fernando. Se reconoció en el otro en su ganas de conseguir el sustento.
- En el pasaje que corta la Ituzaingó a mitad de cuadra, donde está la terminal de minibuses, ahí es. El juego de 3 pares sale $ 25 para vender a $ 50. La compra mínima es de 10 juegos.
- Pero....¿ la altura justa? - pidió precisiones Fernando.
-Quedate tranquilo que te vas a dar cuenta - reafirmó el vendedor.

Del Hospital, Fernando salió derecho a comprar las medias. En la casa no había dado explicaciones, simplemente salió como si fuera a trabajar, como para no preocupar a Laura.
Cuando llegó al Pasaje vió el desfile: bolso cruzado, el cuerpo inclinado a un lado, suelas gastadas. Eran el ejército de vendedores de medias que iban a reabastecerse de sus cartuchos. Para enfrentar su guerra contra la falta de oportunidades, la guerra contra la desocupación, la guerra contra el hambre.
Algunos iban enérgicos, otros arrastrando los pies. Soldados de mil batallas contra el no, veteranos sobrevivientes de los enfrentamientos cuerpo a cuerpo. Mirando a los ojos, en la fracción de segundo que captaban la atención del posible cliente, armaban su estrategia para convertir las medias en pesos.

Antes de entrar, sacó cuentas de cuantos packs de medias debía vender para solventar sus gastos: ocho packs le iban a alcanzar apenas para llenar el buche, 20 packs para estar màs cómodo, 30 packs se festejarían con un asado el domingo y si son más, quizá ahorrar.

Solo le alcanzó para comprar 10 packs. Mientras pagaba le preguntó al cajero cuanto vendía cada uno que venía a comprar.
-Mirá, depende de vos , depende de la zona donde vayas a vender, de la altura del mes, de la época del año. Los que más venden, me  compran hasta 50 packs diarios. Son pocos. La mayoría entre 15 y 25 packs. Eso sí, vas a caminar más que Kung Fu.

Con tan pocas certezas salió y empezó a su peregrinación por las calles de la ciudad. Varias cuadras más adelante seguía sin saber como encarar a las personas. Hasta el viernes lo suyo era preparar la mezcla y de revés castigar la pared para hacer el revoque.
Hizo memoria y recordó a los vendedores que se cruzó en el hospital, decidió imitarlos.
El sol en la nuca le avisó que ya eran la una de la tarde, el ruido de las tripas también.
Quedaba mediodía, 10 packs de medias y la urgencia de generar la moneda para la flaca, la pequeña Micaela y el pequeño Lionel.

-Buen día,¿ le interesan tres pares de media por $ 50? -por fin se animó Fernando.
-No gracias -fue apenas la respuesta.

Así comenzó, con esa pregunta y recibiendo esa respuesta, a veces sin el gracias. La fórmula se repetía, sin embargo nada distinto se le ocurría.
A cada respuesta negativas parecía el camino más cuesta arriba, lo que le aparentaba una buena idea ahora le resultaba desastrosa. Así como Chaplin comía un zapato, se veía cocinando unas medias para la cena.
Empezó a creer que tenía el no escrito en la frente.
Hasta que el gesto feliz de una pequeña acompañada de su madre lo cruzó y lo contagió. Recordó la sonrisa de su hija y en su rostro se dibujó.

En la siguiente puerta y aún con la sonrisa puesta se llevó el primer sí. Por fin cantó victoria y descubrió que una buena cara vendía más que el precio. Salió de allí con otro semblante y el camino se enderezaba nuevamente. La suerte se daba vuelta a su favor.
Apeló a su simpatía, se decidió a pelear el sí con todas sus fuerzas.

Tipo siete y media vendió el último pack que le quedaba.
Misión cumplida: plato lleno hasta mañana.
En el colectivo de vuelta a casa canturreaba su canción favorita y ya no sentía el cansancio de sus piernas, la satisfacción lo había recuperado.
Llegado al barrio pasó por la despensa a comprar fideos, salsa de tomates y para brindar, una coca.
Ya estaba oscuro cuando tomó el picaporte de su puerta para abrirla y llenarse de la luz del hogar.
Con los brazos abiertos y corriendo llegaron los niños a abrazarlo. Fernando dejó que lo cobijaran por un buen rato.
Este era el momento de disfrutar, mañana tocaría otra batalla.


viernes, 27 de octubre de 2017

Evocación

Casi todos los días pasa lo mismo.
8 y media o nueve y recién empezamos a ver que hay para comer.
No tengo ganas de salir a comprar y decido hacer la comida con lo que hay a mano.
Busco en la alacena arroz y en la heladera huevos.
Listo!! Tema solucionado.
Hago la cena y llamo a los chicos para comer.
-te acordás  que la nona siempre nos hacía arroz con huevo...
De esta forma tan simple Mabel se vuelve a sentar en esta mesa para estar presente.
Para el resto de la humanidad, el menú de arroz con huevos es algo más.
En mi casa es recordar a la nona.

domingo, 26 de marzo de 2017

El señor Bernal

En una camioneta F-100 viene el comisionista que llamé.
Se llama Lucas justo como yo y tiene 79 años.
Si, 79 años y trabaja como si tuviera 20.
Desde hace un tiempo, a las personas mayores que me aventajan unos 30 años de experiencia en la vida se me da por preguntarle que les parece importante o valioso en la vida.
La mayoría resalta la familia y la salud como lo más importante.
Por supuesto que no es un descubrimiento, pero pasa que a mi edad las urgencias económicas y otras cuestiones nos empiezan a acaparar.
Todavía creo en la sabiduría del anciano.
Me siento una rareza en este mundo que glorifica lo juvenil y que nos invita a vivir en una adolescencia perpetua.

viernes, 24 de marzo de 2017

En la mar...

Así nombraba a Mar Chiquita una mujer que conocí en sus aguas precisamente. La mar, como si fuera el único mar, como si tuviera género, mujer. Junto con su pareja me contó de su esplendor que apenas recordaban de su niñez y alimentaban mi curiosidad con varios de los mitos existentes en la misma, por ejemplo que Hitler fue a curarse en sus aguas y se alojó en el hotel Viena; que en las noches se ve por las ventanas del hotel a una persona sin cabeza y con una vela en la mano deambulando. Dicen que ese señor era el cuidador del hotel que tenía un romance con una de las propietarias del lugar.
 Me enteré de las propiedades curativas del barro negro que se utilizan desde principios de 1900. Otro señor con su señora se vistieron de barro y convencieron a varios en la playa de hacer lo mismo.
En mi primera visita a aquel mar con la familia, pude ver como el sol se escondía en el horizonte de agua, reflejándose y llenando los ojos de mil tonalidades naranjas y rojas.


sábado, 18 de marzo de 2017

JUGUEMOS AHORA

Contá papi! me dicen las chicas, se esconden y antes que las encuentre vicky me dice donde estan; y ahora la cuenta lourdes y veo que me espia, trato de callar a vicky pero siempre nos manda al frente; le toca contar a vicky:" uno tre uno tre ya!!" y lourdes siempre la primerea y dice : "piedra libre!". jugamos un rato pero ya estoy agotado, deje mis pilas en el trabajo para comer. Las quiero alzar a las dos juntas y siento el cansancio del trabajo en mi cintura, desisto de la idea.

les agradezco a ellas por conformarse con tan poco padre y darme tanto amor en poco tiempo.

viernes, 10 de marzo de 2017

Las estrellas

Hace cientos de años los mayas observando las estrellas lograron calcular que el sol en el 2012 se va a encontrar en el mismo centro de la Vía Láctea.
En esta semana se me ocurrió mirar hacia arriba y recordé que desde las vacaciones en las sierras que no miraba el cielo("que voy a hacer con tanto cielo para mi...", dicen los piojos). Ví solo una porción, los edificios que me rodeaban lo achicaban("que pasa en la tierra que el cielo cada vez es mas chico..." dice fito paez).
Muchas veces busqué respuestas en el firmamento, quise armar constelaciones, a ella la imaginé mirando la misma luna que yo aunque estuviese lejos de mi. Ese dia entendí tantas canciones de luna por los tucumanos y los santiagueños.
De chico las quise estudiar a nivel cientifico, más tarde les quise dar un sentido más metafísico.
Hoy solo las encuentro cuando la civilización me deja.

miércoles, 8 de marzo de 2017

El loro

En su vida no conocia más que la libertad de volar a donde quisiese. Disfrutaba de la sombra de frondosos arboles y de sus deliciosos frutos.
Un día un fruto especialmente tentador fue su carnada y quedó atrapado en un trampero.
De repente su vida, su mundo, se redujo a un cuadrado de alambre sin espacio para volar en un patio lleno de macetas. Si bien extrañaba su hábitat, sus amigos, etc. fue acostumbrandose a la compañía de la señora mayor que lo alimentaba.
Un día lo sacaron de la jaula y le recortaron las alas. Quiso salir volando y no pudo, así fue que sin ofrecer demasiada resistencia decidió quedarse en la casa.
Con el tiempo aprendió a pronunciar palabras y hasta se creyó feliz.
También le crecieron las alas pero ya no quería volar, se habia olvidado.


A veces me siento este lorito.

lunes, 6 de marzo de 2017

Creo en tus palabras

Voy a compartir un poema de un libro que me regaló mi mamá cuando tenia diecisiete años:

"a mi hijo , con amor

Una madre trata de darle a su hijo
una cierta perspectiva
sobre las cosas importantes de la vida
para hacer que su vida
sea tan plena y feliz como sea posible

Una madre trata de enseñar a su hijo
a ser bondadoso y generoso con los demás
a ser siempre sincero y franco
a ser justo, tratando a hombres y mujeres por igual
a respetar a los ancianos y aprender de ellos
a conocerse bien a si mismo
a descubrir sus talentos y sus debilidades
a aceptar las críticas y aprender de sus errores
a cultivar diversos intereses
a tener muchas metas que alcanzar
a luchar por alcanzar esas metas

Una madre trata de enseñar a su hijo
a tener sólidos principios y creencias
a vivir sin traicionarlos
y a saber defenderlos
a escucharse a si mismo
a reír y disfrutar de la vida
a apreciar la belleza de la naturaleza

Una madre trata de enseñarle a su hijo
que ser hombre significa ser humano
que debe siempre expresar sus sentimientos
abiertamente y con sinceridad
que no tiene que ser siempre fuerte y estoico
que no debe tener miedo a mostrar sus emociones

Una madre trata de enseñarle a su hijo
a relacionarse con una mujer
que sea digna de él en todo sentido
a escucharla y tratarla con dulzura
a ser completamente sincero con ella
a respetarla siempre y a tratarla
como a él le gustaría ser tratado
a comprender que el amor es la emoción más importante
que uno pueda sentir
a valorar la unidad familiar
como la base de toda estabilidad

Si te he dado una cierta perspectiva
sobre todas estas cosas
entonces habré tenido éxito
en lo que esperaba lograr a educarte
Si algunas de estas cosas se nos escaparon
mientras estábamos tan ocupados
presiento que de todas maneras las sabes

Sin embargo sé que siempre te he recalcado
la importancia
de ser tú mismo en todo momento
de tener confianza en ti mismo
de apreciar el valor del amor
Yo te he amado profundamente siempre
te he apoyado en todo momento
te he tratado siempre como una persona
responsable de su propia vida
Y como madre, persona y amiga
siempre te amaré y te apoyaré
hagas lo que hagas
y pase lo que pase
maravilloso hijo mío


A veces me creo que el éxito de la vida pasa por el bienestar económico, pero algo adentro mío inmediatamente me dice que eso así no es. Entonces recuerdo estas palabras y entiendo que más allá de los errores que cometí y que seguramente voy a seguir teniendo no hay que olvidar que lo más importante es el amor.
Un simple fin de semana en familia y en casa, sin asado ni salidas al shopping es lo mejor que puedo hacer. También el esfuerzo de estudiar para cumplir las metas que me he propuesto.
Acompañar a mi hija a misa por más que no pueda rezar el credo, tampoco está mal.
No se si será hoy el momento o más adelante cuando estén más maduros mis hijos les voy a regalar este libro. Por ahora voy a predicar con el ejemplo como hizo mi vieja.

Gracias mamá!!

viernes, 3 de marzo de 2017

pegar el timonazo

cuan lejos estoy de lo que quiero ser?
y lo que soy es el medio al fin que yo quiero?
o el medio me llevo a otro lado?
quizá me equivoqué de tren.
o me bajé en la estación equivocada.

siempre quise ser una persona solidaria, ayudar a los otros. alguna vez creo que lo fui. daba apoyo escolar, lavaba platos en un comedor, etc. pero sentía que lo que hacia era poco efectivo. era solo un manojo de buenas intenciones y se me ocurrió que si me preparaba y a la vez me estabilizaba mi situación económica podría ayudar mejor. me dediqué a trabajar para mi y empecé a "necesitar" cosas: compu, celu, etc. el individualismo del salvese quien pueda comenzó a invadirme. habia empezado a estudiar comunicación social y abandoné. ahora empecé analista de sistemas y le estoy poniendo muchas pilas. pero veo que me sigo alejando de ese camino que alguna vez proyecté.


hay vuelta atras?
cuan dificil es recuperar lo perdido?
hay que volver a dar ese primer paso:
recuperar los ideales.

jueves, 2 de marzo de 2017

Fernando - 1ª parte


Apenas empezaba el año y ya tenia varias chupinas. para que iba a entrar a clases si nunca estudiaba porque sus viejos no tenian plata para los libros y los profes lo subestimaban por villero.
Sentado en la plaza veia como las sombras cambiaban de lugar y el mundo funcionaba: los autos pasaban apurados, los pajaritos cantaban y las viejas iban de compras a la verduleria.
El sol se reflejó en las mostacillas de ese monedero que llevaba la anciana en la mano, el mismo brillo de idea que se pudo ver en los ojos de Fernando. Esa mañana apenas habia tomado una taza de matecocido y un bollo de pan de ayer medio duro. El ruido en la panza lo decidió. Como quien no quiere la cosa se levantó del banco de la plaza y cruzó la calle sin mirar a los costados, pasó al lado de una señora mirando al costado con simulada indiferencia, respiró hondo para tomar coraje y de un tirón se apropió del monedero. Sin mirar atrás corrió varias cuadras hasta quedar sin aliento. En el escape apenas escucho de lejos el griterío. Fue a comprarse una coca y unos criollos.
Mientras comía empezaba a darse cuenta que habia cruzado una barrera y que por ahora tan malo no parecía.

martes, 28 de febrero de 2017

En camino


Toda mi vida tuve sueños, muchos sueños.
Quise ser Indiana Jones por ejemplo, astronauta, ser el protagonista de volver al futuro y cosas así.
Me fui dando cuenta que tantas cosas no podía ser y la única forma que había para ser todo eso y viajar a través de todo el planeta y de todas las épocas era con mi cabeza, proyectar en mi mente las imágenes que me sugerían los libros, así fue que a todos esos sueños los resumí en uno solo: ser escritor.
Pero donde se estudia para ser escritor?
Con leer mucho alcanza? aun no conozco la respuesta.
quizá con tan solo vivir la vida alcance... no sé
La vida me llevó a preocuparme por cuestiones mas básicas como llegar a fin de mes y otras banalidades que generalmente preocupan a los trabajadores con aspiraciones burguesas.
y entre tantas urgencias, allá, en el fondo del cajón quedó ese sueño que me acompaña desde niño.
Hoy, por enésima vez le saco el polvo que se juntó arriba y vuelvo a retomar el camino que me conduce a ese sueño, a esa meta.
a veces siento que el camino tomado me aleja de lo que quise ser.
a veces siento que tal camino no existe, no importa la dirección hacia donde vaya, lo que busco está adentro mio, es cuestión de ser consciente de ello.
hoy tan cerca de mis 30 años vuelvo a apostar a mi sueño de ser escritor, ya viví algo de vida como para poder contar y también para imaginar.
me propongo escribir algo todos los días, lo que sea.

"No solo hay que tener una buena idea, sino también hay que tener la determinación para llevarla a cabo"
no se quien dijo esta frase pero me ha inspirado bastante.

lunes, 27 de febrero de 2017

CAZADOR


cuando despunta el sol sale el cazador a la jungla. camisa y zapatos forman parte de su equipo de caza y supervivencia. su principal arma son sus palabras engañeras.
en la selva se cruza con otros cazadores que hacen ruidos y espantan a su presa, él cree que son sus enemigos.
pero el producto de su cacería va casi todo para el sumo sacerdote, el verdadero enemigo.
lo justo para subsistir le queda al cazador que vuelve al hogar agotado y pensando en administrar los escasos viveres.
mañana sale de vuelta al ruedo sabiendo que las presas cada vez estan más escasas, hay más cazadores acechando y el rey de la tribu es cada día más codicioso.

sábado, 25 de febrero de 2017

Fernando y su abuela

El silbido del agua hirviendo en la pava despertó a Fernando. Desde su cama pudo ver la figura encorvada de su abuela preparando el mate mientras apretaba fuerte en sus labios un cigarrillo que dibujaba arabescos de humo en su rostro.
Desde que su abuela Ana se quedó sin trabajo, esa es la imagen que Fernando tiene de ella. Nota que ella espera que la vida se disipe como el humo, que se consuma. Casi 40 años de trabajo como empleada doméstica fiel a sus patrones da como resultado una ancianidad de achaques y hambre. Igual tiene razones para vivir: desea que sus nietos tomen otro camino, que estudien o que por lo menos consigan un trabajo con obra social o jubilación.
De poca gana se levanta Fernando, se viste bostezando y sale al baño que está del otro lado del patio. Vuelve al comedor-pieza y ya tiene servido el matecocido con un bollo de pan.
-¿como te fue en la escuela ayer?- pregunta para amenizar el desayuno Ana.
Fernando baja la cabeza para esquivar la mirada directa pero asi se descubre más.
-Si, me fue bien - responde sin convicción.
- Ayer no fuiste a la escuela -Ana afirma arriesgando su intuición femenina.
-¿Como sabes?
- No sabia pero tu actitud me lo dijo.
- Pasa que...- y queda tartamudeando Fernando.
- Pasa que nada, hijo. Tenés que estudiar para no tener que reventarte en una obra como tu padre o juntar el carton que otros tiran como tu tio- argumenta la abuela.
-Llego tarde nona. Me voy. A la tarde seguimos hablando.
Raudamente se va Fernando sin creer una sola palabra de su abuela. Su vecino Pablo anda en una moto bastante linda y nunca terminó la escuela. En estos días va a averiguar como hace, posiblemente arregle con el transa del barrio. Aparte una vieja no sabe como son las cosas ahora piensa y llega a la escuela sin ganas.

jueves, 23 de febrero de 2017

Reseña Literaria: El principito.

Me voy a animar a criticar un libro que mucha gente recomienda. Inclusive es normal que cuando un niño comienza a interesarse por leer se le regale.
Dicho libro es:"El principito".
No van a encontrar acá un análisis sustentado en estilo literario, o buscando un pensamiento filosófico profundo. Nada que ver.
Es un análisis desde mis propias sensaciones al leerlo y releerlo.
De chico lo tuve y creo que no alcancé a terminar de leerlo. Aburridísimo: un niño que le hacia cuestionamientos sobre cosas abstractas a un hombre en medio del desierto. En cambio, aún recuerdo la lectura febril de "Cinco semanas en globo": un grupo de hombres en una odisea por África, resistiendo al clima, las bestias salvajes y a las tribus antropófagas.
De grande lo retomé con el afán de tomar el mito por las astas y entender el mensaje profundo del libro. Me encontré con un libro venerado por gente que desprecia a Paulo Coelho y que trata de dar un mensaje parecido. Sin embargo, ante la idea de ese tipo de literatura prefiero mil veces a Coelho.
Mi hija mayor, gran lectora por cierto, tampoco logró conexión con el libro.
Mi hija del medio, no superó el tedio de las primeras páginas.
En fin, me parece que a "El principito" no es un libro de cabecera así como te lo tratan de vender.
Para que un niño lea, le regalaría un libro de aventuras.
Si alguien tuvo una experiencia distinta en la lectura de éste clásico, lo invito a compartirla.

Zaffaronista

Cada vez que el gobierno actual comete alguna barbaridad dentro de mí hago un análisis y trato de transmitírselo  al otro. Por alguna defici...