martes, 28 de febrero de 2017

En camino


Toda mi vida tuve sueños, muchos sueños.
Quise ser Indiana Jones por ejemplo, astronauta, ser el protagonista de volver al futuro y cosas así.
Me fui dando cuenta que tantas cosas no podía ser y la única forma que había para ser todo eso y viajar a través de todo el planeta y de todas las épocas era con mi cabeza, proyectar en mi mente las imágenes que me sugerían los libros, así fue que a todos esos sueños los resumí en uno solo: ser escritor.
Pero donde se estudia para ser escritor?
Con leer mucho alcanza? aun no conozco la respuesta.
quizá con tan solo vivir la vida alcance... no sé
La vida me llevó a preocuparme por cuestiones mas básicas como llegar a fin de mes y otras banalidades que generalmente preocupan a los trabajadores con aspiraciones burguesas.
y entre tantas urgencias, allá, en el fondo del cajón quedó ese sueño que me acompaña desde niño.
Hoy, por enésima vez le saco el polvo que se juntó arriba y vuelvo a retomar el camino que me conduce a ese sueño, a esa meta.
a veces siento que el camino tomado me aleja de lo que quise ser.
a veces siento que tal camino no existe, no importa la dirección hacia donde vaya, lo que busco está adentro mio, es cuestión de ser consciente de ello.
hoy tan cerca de mis 30 años vuelvo a apostar a mi sueño de ser escritor, ya viví algo de vida como para poder contar y también para imaginar.
me propongo escribir algo todos los días, lo que sea.

"No solo hay que tener una buena idea, sino también hay que tener la determinación para llevarla a cabo"
no se quien dijo esta frase pero me ha inspirado bastante.

lunes, 27 de febrero de 2017

CAZADOR


cuando despunta el sol sale el cazador a la jungla. camisa y zapatos forman parte de su equipo de caza y supervivencia. su principal arma son sus palabras engañeras.
en la selva se cruza con otros cazadores que hacen ruidos y espantan a su presa, él cree que son sus enemigos.
pero el producto de su cacería va casi todo para el sumo sacerdote, el verdadero enemigo.
lo justo para subsistir le queda al cazador que vuelve al hogar agotado y pensando en administrar los escasos viveres.
mañana sale de vuelta al ruedo sabiendo que las presas cada vez estan más escasas, hay más cazadores acechando y el rey de la tribu es cada día más codicioso.

sábado, 25 de febrero de 2017

Fernando y su abuela

El silbido del agua hirviendo en la pava despertó a Fernando. Desde su cama pudo ver la figura encorvada de su abuela preparando el mate mientras apretaba fuerte en sus labios un cigarrillo que dibujaba arabescos de humo en su rostro.
Desde que su abuela Ana se quedó sin trabajo, esa es la imagen que Fernando tiene de ella. Nota que ella espera que la vida se disipe como el humo, que se consuma. Casi 40 años de trabajo como empleada doméstica fiel a sus patrones da como resultado una ancianidad de achaques y hambre. Igual tiene razones para vivir: desea que sus nietos tomen otro camino, que estudien o que por lo menos consigan un trabajo con obra social o jubilación.
De poca gana se levanta Fernando, se viste bostezando y sale al baño que está del otro lado del patio. Vuelve al comedor-pieza y ya tiene servido el matecocido con un bollo de pan.
-¿como te fue en la escuela ayer?- pregunta para amenizar el desayuno Ana.
Fernando baja la cabeza para esquivar la mirada directa pero asi se descubre más.
-Si, me fue bien - responde sin convicción.
- Ayer no fuiste a la escuela -Ana afirma arriesgando su intuición femenina.
-¿Como sabes?
- No sabia pero tu actitud me lo dijo.
- Pasa que...- y queda tartamudeando Fernando.
- Pasa que nada, hijo. Tenés que estudiar para no tener que reventarte en una obra como tu padre o juntar el carton que otros tiran como tu tio- argumenta la abuela.
-Llego tarde nona. Me voy. A la tarde seguimos hablando.
Raudamente se va Fernando sin creer una sola palabra de su abuela. Su vecino Pablo anda en una moto bastante linda y nunca terminó la escuela. En estos días va a averiguar como hace, posiblemente arregle con el transa del barrio. Aparte una vieja no sabe como son las cosas ahora piensa y llega a la escuela sin ganas.

jueves, 23 de febrero de 2017

Reseña Literaria: El principito.

Me voy a animar a criticar un libro que mucha gente recomienda. Inclusive es normal que cuando un niño comienza a interesarse por leer se le regale.
Dicho libro es:"El principito".
No van a encontrar acá un análisis sustentado en estilo literario, o buscando un pensamiento filosófico profundo. Nada que ver.
Es un análisis desde mis propias sensaciones al leerlo y releerlo.
De chico lo tuve y creo que no alcancé a terminar de leerlo. Aburridísimo: un niño que le hacia cuestionamientos sobre cosas abstractas a un hombre en medio del desierto. En cambio, aún recuerdo la lectura febril de "Cinco semanas en globo": un grupo de hombres en una odisea por África, resistiendo al clima, las bestias salvajes y a las tribus antropófagas.
De grande lo retomé con el afán de tomar el mito por las astas y entender el mensaje profundo del libro. Me encontré con un libro venerado por gente que desprecia a Paulo Coelho y que trata de dar un mensaje parecido. Sin embargo, ante la idea de ese tipo de literatura prefiero mil veces a Coelho.
Mi hija mayor, gran lectora por cierto, tampoco logró conexión con el libro.
Mi hija del medio, no superó el tedio de las primeras páginas.
En fin, me parece que a "El principito" no es un libro de cabecera así como te lo tratan de vender.
Para que un niño lea, le regalaría un libro de aventuras.
Si alguien tuvo una experiencia distinta en la lectura de éste clásico, lo invito a compartirla.

Zaffaronista

Cada vez que el gobierno actual comete alguna barbaridad dentro de mí hago un análisis y trato de transmitírselo  al otro. Por alguna defici...