martes, 13 de febrero de 2018

Zaffaronista

Cada vez que el gobierno actual comete alguna barbaridad dentro de mí hago un análisis y trato de transmitírselo  al otro. Por alguna deficiencia en la expresión, en el desarrollo de las ideas o por falta de poder de convencimiento, casi nunca obtengo el resultado deseado.
Entonces siempre aparece Zaffaroni y le da argumentos y cuerpo a mis opiniones.
Si bien a Cristina la admiro como política y oradora, en lo profundo de sus ideas y en la forma en la cual llevó algunas cuestiones vitales del país estoy en desacuerdo.
Quizá como hoy en día Zaffaroni no tiene la praxis de la realidad candente y urgente para resolver y su accionar es más sobre la abstracción de la justicia....
(Aquí podemos ver claramente mi dificultad para desarrollar las ideas)

Quiero expresar que la justicia es algo inmaterial pero a la vez que su ejecución tiene un cuerpo por así decirlo.( se me viene complicando)...

Hago la explicación corta: Zaffaroni no manejó un país y por eso está más a salvo de contradicciones y bajezas, quizá por eso me termina convenciendo más.
En algún momento lo aclararé, ya es tarde.

Solo quiero que sepan que soy un Zaffaronista.

domingo, 11 de febrero de 2018

"Si se tiene que morir, que se muera"

Murió el aspirante a policía Emanuel Garay como consecuencia del "baile" brutal al que fue sometido junto a sus compañeros.
Dicen que esa frase fue pronunciada por el instructor cuando Emanuel se desmayó.
No puedo saber si esas palabras fueron realmente dichas. Pero mi intuición me dice que la pensaron. 
Una vez más la institución policial en la picota.
Como ciudadanos de un Estado cedemos el monopolio de la fuerza a la policía para mantener el orden público y la seguridad.
Ese es el propósito que no se cumple. La policía termina siendo una institución que choca contra los ciudadanos. Desde hace tiempo está desprestigiada por la sociedad que ya le perdió la confianza.
Igual aclaro que no es la única, con la política sucede lo mismo.
Les delegamos nuestra representación y luego toman decisiones que perjudican a sus representados.
Quería hablar de la policía. En el afán de entrenar agentes obedientes, justifican acciones que van más allá de lo que dicta el sentido común. Y en este caso se afectó la salud y la vida.
Y para mí no es justificable. 
Mañana sigo.

jueves, 8 de febrero de 2018

Clima de época

Quizá desde la perspectiva de 50 años se disuelva.
Los historiadores modificarán los hechos en cuanto a su relevancia y no aparecerán en las crónicas.
Yo quiero dejar este mojón.
8 de febrero. Ayer nuevamente aumentó la nafta. El dólar sigue su tendencia alcista. Mañana paro de bancarios. El finde largo carnaval y a olvidar las penas. Próxima semana paro de la CTA. La otra, paro de la CGT.
Así viene el 2018, arrastrando los problemas de años anteriores. Nosotros los trabajadores apoyados en sindicalistas sospechados de corrupción. Pero parece que no hay otra, son los únicos que se levantan a reclamar por el avasallamiento a nuestros salarios.
En esta nueva batalla del neoliberalismo contra los trabajadores venimos en retirada.
Dejo la idea inconclusa, me voy a trabajar.

miércoles, 7 de febrero de 2018

Amanecer

La claridad se asoma por la ventana
me abre los párpados y veo
la mano sobre la cintura de mujer
el techo que me cobija

escucho el rumor de la ciudad en movimiento
el trinar de algún pájaro

amanece y el día es una promesa
un buen augurio
es mi responsabilidad que se cumpla

martes, 6 de febrero de 2018

Pertenencia territorial

¿Puede ser que mas allá de los orígenes étnicos y culturales uno sienta pertenencia por lo propio del lugar donde nació?
Me hago esta pregunta en voz alta e inmediatamente me doy cuenta que ya tengo la respuesta. Y es un rotundo sí.
Sino no se explicaría porque cantamos el himno o tomamos mate.
Igual era necesaria la pregunta para llegar a la afirmación que quiero.
Es que busco esa respuesta.
Soy comechingon por contagio y por territorialidad, nacido  y criado en el Pueblo de La Toma.
Nacido en la Maternidad Nacional, frente a plaza Colon.
A cuadras del Antigal di mi primeros pasos, jugué en el monte, me llené de tierra y corrí.
Mi casa estaba al borde de una barranca, hoy me imagino un lugar ideal para un pucará y desde allí observar el serpentear del río.
Luego cuando aprendí andar en bicicleta, tengo fresco en la memoria el día que iba por la vereda y un policía me dijo que no debía, que me bajara a la calle.
No recuerdo la cara del policía pero si la situación. Y también recuerdo el lugar donde fue y las paredes blancas de la casa.
Muchísimo tiempo después supe que esa casa había sido de un curaca y luego expropiada por la policía.
A esta altura es fácil pensar que estoy loco. Pero esto es así, lo siento. No lo puedo explicar.
Me siento inmenso en las sierras, que pertenezco a ese lugar. A veces voy solo por los senderos como buscando perderme. Nunca lo hago. En realidad me encuentro y me siento pleno.


lunes, 5 de febrero de 2018

Papá alfajor, una víctima del sistema

Hace unas semanas apareció la historia de un señor que para poder comprarle alfajores a sus hijos, caminaba 30 cuadras para ahorrarse un boleto de colectivo.
Se magnificó lo sensible del hecho cuando en realidad desnuda la violencia del capitalismo.
Porque díganme si el capitalismo no es terrible, si este tipo tiene que caminar 30 cuadras para comprar un alfajor.
Todos emocionados y nadie se cuestiona lo vil del sistema vigente.
Sin embargo, no todo termina aquí. Un empresario enternecido por la escena se ofrece a regalarle alfajores de por vida.
Mire don guaymallen, si usted es un tipo bueno, sea consciente que los trabajadores con el sueldo básico estipulado por ley apenas superan la línea de la pobreza.
Y quiero ser claro, esa línea es difusa por mil variable y la pobreza no se determina solamente por el ingreso económico mensual. Hay que tener en cuenta el ambiente en el cual se vive y las oportunidades que se le presentan en la vida.
Más claro aún, usted don guaymallen sabe que mucha gente vive miserablemente en términos económicos. Porque papá alfajor demostró que no se puede tener dinero pero si unos huevazos y un corazón que a muchos le faltan.
Sigo don guaymallen, usted no hace nada para cambiar esa situación. Se hace una idea de la cantidad de madres y padres que se esfuerzan para que sus hijos sean felices.
Vieron la película "La vida es bella", así todos los días pero sin una guerra declarada ni un holocausto evidente, así cada día madres y padres le ocultan a sus hijos la dureza de la vida.
Y vivimos en un genocidio permanente. Dejar que personas mueran por enfermedades curables o por desnutrición es un asesinato constante de un sistema que permite a uno tener lo que necesitan millones.
Por eso ahora me gustaría hablarle al papá alfajor, que no se deje robar su dignidad por unos alfajores que le va a regalar don guaymallen para enjuagar su conciencia.

sábado, 3 de febrero de 2018

Libertad virtual

Acá estamos engañados
por todos lados nos convencen
nos dicen que somos libres

no elegimos nuestros trabajos
tenemos un horario esclavizante

pero tenemos nuestros celulares
y en algún momento libre
podemos ver a gente en la playa
haciendo deportes
con sus hijos
disfrutando la vida

y creemos que estamos allá

Estamos acá
cagandonos de calor
por un laburo de mierda
transpirando los pies por los zapatos
a kilómetros de nuestros seres queridos
y el auto símbolo capitalista de
la libertad individual
esperándonos en el estacionamiento
tan inmóvil como nosotros


Vivimos un simulacro de libertad
en una sociedad que exige
Esclavitud real

Zaffaronista

Cada vez que el gobierno actual comete alguna barbaridad dentro de mí hago un análisis y trato de transmitírselo  al otro. Por alguna defici...